Preguntas frecuentes

Cualquier persona mayor de edad y autorizada para conducir una moto equivalente a 50cc.

En Francia: si naciste antes del 01/01/1988, no necesitas ningún permiso específico. Si naciste después, debes tener un permiso de conducir francés válido o un permiso de conducir tipo A, A1, A2, B o licencia AM (licencia BSR en Francia).

Fuera de Francia: es imprescindible proporcionar tu permiso de conducir a Cityscoot para acceder al servicio.

¡Que no cunda el pánico! Cuando haces tu inscripción en Cityscoot, te pedimos tu experiencia en vehículos motorizados de 2 ruedas y te sugerimos que participes en unas clases de iniciación a la conducción. Es opcional, gratuito y las clases están supervisadas por instructores profesionales. Una iniciación dura 30 minutos (15 minutos de teoría y 15 minutos de práctica) y se lleva a cabo en un aparcamiento seguro y protegido. ¡No dudes en participar para quedarte más tranquilo antes de coger una Cityscoot!

Inicio del alquiler
El alquiler se inicia cuando introduces el código en la moto para desbloquearla.

Fin del alquiler
El alquiler se termina cuando el LED «LIBRE» se ilumina en verde, encima de la pantalla. Ten cuidado en no dejar la moto hasta que no hayas recibido la confirmación de que el alquiler ha finalizado.

En los aparcamientos reservados para los vehículos motorizados de dos ruedas (la mejor opción).

Quieres saber dónde aparcar en Barcelona: 

Solo en París: en las plazas de aparcamiento de coches, gratuitas para todos los vehículos eléctricos, tanto de 2 como de 4 ruedas. Ten cuidado, sin embargo, e intenta aparcar perpendicular a la acera, en los extremos de la calzada para evitar que la moto quede bloqueada entre dos vehículos o se vuelque.

Cualquier otra ubicación puede conllevar una multa, o incluso la retirada de la moto por la grúa. Además de ser responsable de la multa y el importe de la grúa, se te facturarán los costes de gestión y repatriación previstos en las Condiciones Generales de Uso. ¡Ten cuidado!

Sin suscripción, sin compromiso. El alquiler de una Cityscooter se factura al minuto, desde el primer minuto.

¡Una tarifa todo incluido desde 0,26 € por minuto!

¿Circulas con frecuencia? ¡Opta por un pack CityRider250!

Si compras minutos con antelación, obtienes grandes descuentos.

CityRider100: 250 minutos por 60 € tasas incluidas (es decir, 0,24 € tasas incluidas por minuto)

Puedes comprar tantos paquetes como quieras. Los minutos de prepago son acumulativos y se pueden utilizar sin límite de tiempo. Cuando los hayas gastado todos, la tarifa 0,26€ se aplicará automáticamente.

Puedes beneficiarte de un código promocional que te permite aprovechar las promociones que se hacen cuando te registras.

Puedes seguir tu historial y consumo de alquiler en tiempo real accediendo a tu espacio personal.

En la sección «Mis minutos», consulta el saldo de los minutos prepagados.

En la sección «Mis alquileres y facturas», consulta los detalles de tus alquileres y pagos.

En París y Niza, se te factura y se te carga el importe a final de mes o cuando el importe acumulado de tus alquileres alcanza los 30 euros. Para la primera factura, el límite de facturación se reduce a 5 € una vez.

En Milán y Roma, se te factura y se te carga el importe entre el primer y el décimo día del mes o cuando el importe acumulado de tus alquileres llegue a los 10 euros. Para la primera factura, el límite de facturación se reduce a 5 € una vez.

Durante el alquiler nuestro seguro a terceros con Allianz estará activo, siempre que respetes las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Esta es la zona donde se encuentran las motos disponibles para hacer la reserva y donde tienes que devolver la moto para terminar el alquiler.

Puedes aparcar la moto y terminar el alquiler donde quieras dentro de esta zona, si se trata de una zona pública autorizada para aparcar vehículos de dos ruedas motorizadas.

Durante el alquiler, eres libre de conducir y pararte temporalmente allá donde quieras, dentro o fuera de la zona Cityscoot.

El servicio es accesible a diario, las 24 horas del día.

Puedes contactar el Servicio Cliente llamando al +34 911 23 88 86 a cualquier momento.

La moto está homologada para el transporte de un pasajero y tiene un seguro a terceros si circulas con un pasajero. Sin embargo, debido al aumento del riesgo de accidentes al transportar un pasajero, se aplicará una sanción de 5.000 € al usuario responsable de lesiones corporales que afecten a su pasajero.

 

Ten en cuenta la normativa si vas a llevar a un menor: 
el pasajero debe ser mayor de 12 años. Excepción: los mayores de 7 años podrán ser pasajeros siempre y cuando el conductor sea su padre, su madre, su tutor o personas mayores de edad por ellos autorizadas.

¡No! Tu cuenta es nominativa. Tienes que ser el único conductor de las motos que reserves a través de tu cuenta.

Recuerda que en España, debido al COVID-19, es necesario llevar guantes.

En Francia, como con cualquier otro vehículo de dos ruedas motorizado, los guantes homologados son obligatorios siempre.

Además, te recomendamos que también lleves:

  • Chaqueta gruesa, ideal para motos y equipada con protecciones.
  • Zapatos cerrados, idealmente altos.

Cityscoot y su socio Urban Circus te ayudan a equiparte fácilmente y a un precio reducido. Más información.

 

Puedes usar el cubrepiernas para protegerte del frío o de la lluvia. Cuando haga mucho calor, no es necesario que lo uses (puedes apartarlo y no cubrirte con el), pero cuando aparques la moto deberás taparla con el mismo: así el siguiente usuario se encontrará la moto limpia.

Después de reservar una moto, tienes 10 minutos gratis para llegar y desbloquearla introduciendo el código recibido en la aplicación móvil. Esta acción finaliza el periodo de reserva de la moto y marca el inicio del periodo de alquiler.

Después de reservar una moto, tienes 10 minutos para cancelar la reserva gratuitamente desde la aplicación.

Si no has cancelado la reserva mediante la aplicación o desbloqueado la moto durante este periodo de 10 minutos, la reserva se cancelará automáticamente.

Abre de nuevo la aplicación.

El código queda permanentemente visible mientras no hayas finalizado el alquiler.

Si es así, comprueba que has escrito el código que aparece en la aplicación y has apretado bien las teclas del teclado.

Si el código sigue sin funcionar, comprueba si la luz «LIBRE» está apagada. En caso contrario, el plazo de reserva de 10 minutos habrá terminado. Te invitamos a renovar tu reserva.

Si aun así no puedes desbloquear la moto, contacta el Servicio de Atención al Cliente llamando al +34 518 88 01 47

Informa del problema mediante el formulario que hay en la aplicación o llama al Servicio de Atención al Cliente al +34 518 88 01 47. Da por terminado el alquiler y reserva otra moto.

Si el panel de mando se ha encendido, pulsa el botón «Casco» situado a la izquierda del manillar.

En caso contrario, reintroduce el código.

Pon el botón rojo situado a la derecha del manillar en «ON».

Si ya está en «ON», coloca el botón en «OFF» y luego de nuevo en «ON».

Sí.

La luz amarilla de la izquierda del manillar se ilumina para indicar que te encuentras fuera de la zona Cityscoot. Puedes continuar conduciendo y hacer paradas temporales, incluso si esta luz está encendida.

Sin embargo debes asegurarte de que la autonomía restante te permitirá volver al área Cityscoot para finalizar el alquiler. En caso de avería fuera de la zona, se te facturarán los costes de repatriación de la moto y las penalizaciones previstas en las Condiciones Generales de Uso.

Sí, claro. Pero no podrás acabar el alquiler fuera de la zona.

Aparca la moto en una zona de aparcamiento reservada para motos.

Llama al Servicio de Atención al Cliente al +34 518 88 01 47 para informarnos del incidente.

Es tu responsabilidad controlar el nivel de la batería.

La repatriación de una moto averiada puede conllevar gastos que luego se te facturarán.

En el asiento, bajo el chaleco amarillo está la copia del permiso de circulación y el certificado de seguro.

En caso de necesidad, puedes llamar al Servicio de Atención al Cliente al +34 518 88 01 47

Aparca la moto en una zona de aparcamiento reservada para motos.

Gira y mantén el manillar a la izquierda hasta el límite, comprueba que el asiento esté cerrado y configura el botón rojo a la derecha del manillar en «OFF». Espera a que la moto se apague y comprueba que el manillar esté bien bloqueado antes de irte.

Si aun así no se bloquea, comprueba que todas las luces de la izquierda del manillar están apagadas. Si se enciende una luz, haz la acción que te indica la pantalla.

Aparca la moto en una zona de aparcamiento reservada a los vehículos de dos ruedas motorizados dentro de la zona Cityscoot (LED «fuera de zona» apagada).

Coloca el casco bajo el sillín, con la visera hacia atrás.

Cierra el sillín.

Gira y mantén el manillar a la izquierda lo más lejos posible.

Pon el botón rojo a la derecha del manillar en «OFF».

Cuando pulses el botón rojo hacia «OFF», hay 2 métodos para finalizar el alquiler:

– Pulsando el botón «FIN» de la moto (situado a la izquierda del manillar) cuando el panel de control se ha apagado. Tienes 10 segundos para hacerlo, de lo contrario, la moto se detendrá automáticamente.

– Haciendo clic en «FINALIZAR EL ALQUILER» directamente desde la aplicación una vez el panel de control se haya apagado.

Sea cual sea el método escogido, el final del alquiler se materializa con la iluminación del diodo verde «LIBRE» a la izquierda del manillar.

Comprueba que el botón rojo de la derecha del manillar está en «OFF». Si ya está en «OFF», coloca el botón en «ON» y luego otra vez en «OFF».

Si aun así no se bloquea, comprueba que todas las luces estén apagadas a la izquierda del manillar. Si se enciende una luz, haz la acción necesaria.

Asegúrate, sobre todo, que has guardado el casco correctamente (visera hacia la parte posterior del escúter) y que te has aparcado dentro de una zona Cityscoot.

Si el problema sigue sin resolverse, contacta con el Servicio de Atención al Cliente llamando al 34 518 88 01 47

Fuera del horario de apertura:

Asegúrate de que está aparcado correctamente, pon el botón rojo a la derecha del manillar en «OFF», luego en»ON», y finalmente en «OFF».

Espera 2 minutos.

La moto se apaga.

Envíanos un mensaje inmediatamente a través de la aplicación, especificando el problema y el número de la moto.

En cualquier caso, no dejes nunca el escúter mientras el contador esté en marcha.

En los aparcamientos reservados para los vehículos motorizados de dos ruedas (la mejor opción).

Aquí puedes ver la normativa para aparcar en Barcelona: 

Solo en París: en las plazas de aparcamiento de coches, gratuito para todos los vehículos eléctricos, tanto de 2 como de 4 ruedas. Sin embargo, ten cuidado e intenta aparcar en perpendicular a la acera, en los extremos de la calzada para evitar que la moto quede bloqueada entre dos vehículos o se vuelque.

Cualquier otra ubicación puede conllevar una multa, o incluso la retirada de la moto por la grúa. Además de ser responsable de la multa y el importe de la grúa, se te facturarán los costes de gestión y repatriación previstos en las Condiciones Generales de Uso. ¡Ten cuidado!

Rotundamente no.

Está estrictamente prohibido y supondría la supresión inmediata de tu cuenta Cityscoot.

¡No debes preocuparte por eso, es cosa nuestra!

En caso de accidente corporal, contacta primero con los servicios de emergencia (061, 112, bomberos) y la policía.

Contacta también con el Servicio de Asistencia de Cityscoot llamando al +34 518 88 01 47

Sí.

A menos que físicamente no puedas hacerlo, debes rellenar siempre el parte, aunque no haya terceros involucrados. Llama al Servicio de Asistencia de Cityscoot al +34 518 88 01 47 para que te ayudemos.